Editorial El Nadir

El arte de la palabra

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Detalles
Parad la guerra o me pego un tiro
En la primavera de 1916, tras una prolongada convalecencia, Jacques Vaché es enviado de nuevo al frente por el ejército francés (en esta ocasión para que ejerza como intérprete de las tropas británicas). Allí, en la retaguardia o en el mismo campo de batalla, Vaché escribe sus famosas cartas a André Breton y desarrolla un revolucionario principio de escritura automática, sirviéndose de una sintaxis voluntariamente entrecortada, abundantes exclamaciones e incisos, y extravagantes imágenes. Maestro en el arte de «conceder muy poca importancia a todas las cosas», trascribe sus impresiones como un dandy («hoy un tanque ha venido a tomar el té»), o expone sus simpatías y fobias literarias. A diferencia de otros intelectuales contemporáneos, Vaché no parece encontrar el deseo o la fuerza suficientes como para oponerse explícitamente a la guerra, pero menos todavía para dejarse llevar por el sentimiento del «deber patriótico»… Cualquiera de las dos posiciones supondría una mínima implicación…, algo a lo que Vaché no está dispuesto. Su insumisión se traduce en indiferencia total, en absoluto desapego. O al menos, tal es su pretensión: «imagino estar en el ejército alemán (…) y he llegado a tener la certidumbre de servir contra los ejércitos aliados». En ese estado de alejamiento escribe las cartas que se incluyen en este texto, algunos relatos, apuntes y dibujos y poemas que se han agrupado bajo el título: “Parad la guerra o me pego un tiro”.

Parámetros de categoría: Libros
Portada: Ilustración de la editorial
Páginas: 128
Medidas: 12x17
Encuadernación: rústica
Año de publicación: 2014
ISBN: 978-84-92890-89-7
€14,00

Tienda cerrada

La venta directa a través de pasarela de pago se ha deshabilitado en toda la web pero se pueden realizar pedidos a través del siguiente formulario.
Disculpen las molestias.
 

CEDRO Licencias

Si necesita escanear o fotocopiar páginas de alguna de nuestras obras diríjase a CEDRO para adquirir la licencia correspondiente.